Esta es una entrevista muy especial, la primera que hacemos a un entrenador, y además para la sección de ‘Españoles por el mundo’. Entrevistamos a Antonio García (30/04/1976), entrenador y entrenador de porteros de fútbol sala español que actualmente es Entrenador Asistente del Thai Son Nam FC de Vietnam y Entrenador Asistente y Específico de porteros de la Selección de Futsal Vietnamita. Antes ha recorrido varios clubes en España como jugador y entrenador.

Antonio nos habla sobre su trayectoria en los banquillos de España antes de marcharse al extranjero, y también nos cuenta cómo está siendo su experiencia en un país con una cultura tan diferente a la nuestra como es Vietnam…

-La primera pregunta siempre preferimos orientarla a un terreno más personal… ¿De dónde eres? ¿Y por qué empezaste a practicar fútbol sala?

Soy de Córdoba, una tierra con mucha tradición en Fútbol Sala y comencé a practicarlo en el Colegio “Los Califas”. Mis compañeros de clase y amigos estábamos a todas horas jugando en el patio y también en algún parque cercano hasta que decidí inscribirme. El Fútbol Sala era una actividad extraescolar y allí tuve la oportunidad de tener mis primeras experiencias de entrenamiento reglado y de competición en los denominados Juegos Deportivos Municipales en edad infantil. Posteriormente, este mismo equipo se federó dentro de la FCFS y llegamos a ganar un Campeonato en categoría juvenil en la temporada 1991/1992. Mi primer entrenador y durante toda esta etapa fue Manolo Almoguera, persona que más adelante se convertiría también en mi entrenador en el Apademar en División de Plata y en la Selección Cordobesa FCFS. Muchos de mis valores deportivos los empecé a adquirir en esa etapa gracias a él y siempre le estaré agradecido por ello.

Antonio García con la Selección Española el Mundial FIFUSA México 1997

-Tu carrera dentro de los banquillos comienza antes de retirarte como jugador y en tu propia ciudad; además por todo lo alto, como 2º entrenador de F.S. Universidad de Córdoba y 2º Seleccionador andaluz Sub-15. Y posteriormente también eres 2º Seleccionador cadete y juvenil de la Selección Cordobesa de fútbol sala. ¿Qué recuerdos tienes de tu primera aventura como técnico? ¿Te costó compatibilizar ser técnico y jugador a la vez? ¿Algún jugador de las Selecciones que haya destacado posteriormente?

Desde que era jugador en etapa juvenil recuerdo colaborar con el equipo cadete de mi Club, Modas Levante/Salesianos echando una mano en el entrenamiento de los porteros. Desde siempre me atrajo la idea de ser entrenador. Tuve siempre vocación de maestro. En el año 1997 conozco a una persona que iba a resultar clave en mi desarrollo como entrenador (y por supuesto como persona) y que desgraciadamente ya no está entre nosotros, José Manuel Domínguez Mesones, persona que confiaría en mí desde el primer momento y con la que comenzaríamos a trabajar en el equipo de la Universidad de Córdoba, en Liga Universitaria Andaluza la primera temporada y posteriormente en la antigua 1ª Nacional B (ahora Tercera División), logrando el ascenso a 1ª Nacional A (actual Segunda B). Con José Manuel también trabajaríamos con la Selección Andaluza sub15, con la que se lograría un subcampeonato de España muy meritorio allá por el año 1998. Años posteriores también compaginamos el cargo con el de la Selección Cordobesa. Y también fuimos tándem durante una temporada en el equipo Juvenil del Grupo Pinar Adecor (cuando este se encontraba en División de Plata) en la primera edición de la recién creada Liga Nacional Juvenil.

Por esas Selecciones Cordobesas y Andaluzas y clubes a lo largo de los años tuvimos el placer de dirigir a jugadores como Carlos Barrón, Lolo Urbano, Isi, Andresito, Jesús Rodríguez, Cristian Ramos, Keko, Alberto “Cala”, Lolo Suazo, Murga, … y un largo etcétera de buenos jugadores andaluces con los que compartimos experiencias en su etapa formativa. También hubo años que compaginaba mi actividad como jugador con la dirección técnica de la Escuela de Fútbol Sala del Colegio Salvador Vinuesa en la que estuve cinco años consecutivos hasta que dejé de jugar y pasé a dedicarme de lleno a ser entrenador ya que me era imposible compatibilizar ambas facetas.

Antonio García en el cuerpo técnico de la Selección Andaluza Sub-15

-Nos gustaría conocer un poco más tu carrera como jugador, en la que juegas en equipos como Muebles Andalucía Elefrío, Apademar, Melilla, Andújar, Bujalance, Aqua Sierra Villafranca, Universidad de Córdoba y Peñarroya, llegando a jugar en División de Plata. Además consigues debutar con la Selección Española de la FIFUSA, con la que disputas un Mundial y un Europeo en el que quedáis Subcampeones. También llegas a jugar en la Selección Cordobesa y la Selección Andaluza. Una gran carrera…

Desde que tenía edad cadete jugué en categoría juvenil, por lo que terminé jugando cinco años en dicha categoría, desde los 13 años hasta los 18 (tercer año de juvenil) repartidos en varios equipos: el Aluminios Fernando Serrano (que era el equipo resultante de federar al equipo del Colegio Los Califas) y Modas Levante/Salesianos. Antes de finalizar mi edad juvenil me incorporo al Muebles Andalucía para la disputa de un Campeonato de España en su Fase Regional aunque no llego a jugar ninguno de los partidos. Al acabar ese Campeonato regreso a mi Club para terminar mi último año antes de pasar a categoría senior. Esa temporada, hacemos pleno y logramos el título en ambas federaciones (la FCFS y la FCF), así como el título de Campeones de Andalucía de Clubes (FAF), que nos permite jugar fuera de la Comunidad Autónoma Andaluza y enfrentarnos a equipos juveniles de grandes canteras españolas como Caja Castilla la Mancha y Elpozo de Murcia en el mítico Pabellón “Salto del Caballo”, ahora renombrado como Pabellón Javier Lozano.

Tras acabar mi etapa juvenil, vuelvo a fichar por Elefrío/Muebles Andalucía, en esos momentos el club cordobés más representativo de la Federación de Futbol Sala independiente. La primera temporada tuve la suerte de tener como compañero a Rafa Cabrera, (que venía de jugar hacía unos meses una eliminatoria de ascenso a División de Honor, que perdieron ante Andorra) y del que aprendería muchísimo durante los años que compartimos vestuario. En el año 1997, tengo la suerte de ser convocado por la Selección Española FEFS y a finales de ese año viajamos a México para disputar el VII Campeonato del Mundo de Futsal, pasando en primera fase y cayendo en una segunda (grupo de tres selecciones en el que se encontraban Argentina y Uruguay, a la postre subcampeona mundial. Adjunto enlace del partido España-Argentina, por si alguien siente curiosidad. Al año siguiente, en 1998, soy de nuevo convocado con la Selección, esta vez para la disputa del Campeonato de Europa (UEFS) que se celebraría en Eslovaquia y donde obtendríamos el subcampeonato al perder la Final ante Rusia.

Selección Española FEFS en el Campeonato de Europa UEFS (Subcampeones de Europa en Eslovaquia)

Pero un buen día de verano (cuando aún casi no existían los teléfonos móviles), casualmente, me vuelvo a encontrar con el que había sido mi entrenador en el Colegio, Manolo Almoguera, que me ofrece la posibilidad de ir con él a Apademar a jugar en División de Plata. Esa temporada estuvo marcada por los problemas desde la pretemporada y terminamos descendiendo, aunque me serviría para que el Melilla Fútbol Sala de Segunda División se fijara en mí y su Director Deportivo, José Andújar, terminara fichándome y donde conocí a José María Pazos “Pulpis”, actual seleccionador de Tailandia, entrenador del equipo en ese momento y con el que actualmente me une una gran amistad.

Aunque mi idea inicial era la de empezar una carrera como jugador profesional a partir de esta temporada en Melilla, decido regresar a Córdoba al acabar la temporada al aprobar unas Oposiciones y tener que incorporarme a mi nuevo puesto de trabajo. A partir de ese momento, compaginaría mi trabajo por las mañanas con mi otro trabajo de jugador en diferentes equipos como Peñarroya (1ª B), Universidad de Córdoba (1ª B), Bujalance (1ª A), Andújar F.S. (Plata), donde estuve tres temporadas consecutivas y por último Villafranca, club en el que juego mi última temporada.

Antonio García en Andújar F.S.

Cuéntanos un poco sobre tu experiencia cómo jugador y en qué momento decides colgar las botas…

Como suele ocurrir en cualquier ámbito de la vida cuando de tomar decisiones se refiere, se desencadenan una serie de circunstancias que me hacen decantarme por esta decisión. La primera es que me designan como Seleccionador Provincial Cadete (FCF) esa temporada y durante la celebración del Campeonato de Selecciones Provinciales en El Ejido recibo la llamada del entonces presidente del Maderas Miguel Pérez Bujalance ofreciéndome la posibilidad de tomar las riendas del equipo en División de Plata debido a que, Fede Vidal, el actual Seleccionador Nacional Español y que había sido el entrenador en Bujalance durante las últimas temporadas, ficha por Benicarló y están buscando entrenador para la siguiente. Tras pensarlo unos días, decido aceptar la oferta y desde ese momento comenzamos a planificar lo que sería la temporada de mi debut como entrenador tras retirarme como jugador.

-El último año que pasas como jugador, en Aquasierra Villafranca, decides volver a los banquillos… Y lo haces como Entrenador de Porteras del C.D. Córdoba Cajasur y como Seleccionador cordobés cadete. ¿Cómo valoras tu paso por el C.D. Córdoba Cajasur?

Cuando fiché por Villafranca, sólo entrenábamos tres sesiones a la semana, por lo que disponía de algo más de tiempo y Rafa García, que en aquel momento era el entrenador me comenta la posibilidad de colaborar en el área de preparación de porteras. Acepté encantado y fue una gran experiencia, pudiendo coincidir con jugadoras de talla internacional como Sarah Álvarez, Lorena, Ampi, Sarita, Ju Delgado, … Como anécdota, puedo decir que Cristina, actual portera del Roldán, que ha sido convocada por la Selección Española hace unos días, ya entrenaba con 13 añitos alguna vez esporádica con nosotros y ya se percibía la pasión que desprendía por nuestro deporte.

¿Qué tal tu primera experiencia como 1er seleccionador?

Ese Campeonato de Andalucía fue un punto de inflexión para mí. Me sentí por primera vez primer entrenador de verdad, ya que hasta ese momento había desempeñado siempre funciones de Segundo Entrenador de la mano de José Manuel Domínguez. Justo la tarde-noche previa al día de la Final, recibí la llamada de Miguel Pérez que antes comentaba. Esa llamada llegó en el momento adecuado para decir que SI. En cualquier otro momento creo que habría decidido continuar jugando. En ese Campeonato, trabajé junto a Josan González y pudimos conformar un plantel donde ya destacaban Jesús Rodríguez (Córdoba Patrimonio), Alberto “Cala” (UMA), Keko (Córdoba Patrimonio), entre otros. Fue un Campeonato muy especial.

-Ya en 2008 y retirado totalmente como jugador fichas como entrenador por un club que ya conocías bien: el Maderas Maderas Miguel Pérez Bujalance F.S. (actualmente Bujalance F.S.). Este club da la oportunidad de ser entrenador en la LNFS, concretamente en la División de Plata. De hecho fue la única temporada que has dirigido un equipo en la LNFS. ¿Cómo fue aquella temporada?

Acepté todo un reto. Un entrenador sin experiencia tomaba un banquillo para relevar a todo un Fede Vidal que había dejado el listón muy alto en las tres temporadas anteriores. Confeccionamos una plantilla 100% nacional, entre los que se encontraban jugadores como Dani Rodríguez (actual entrenador del Jaén Paraíso Interior), José Lòpez (ex capitán del Jaén Paraíso), Matías (ex Elpozo de Murcia), Gusty, Héctor, Murillo, Lolo Jarque en su debut en Segunda y un juvenil de segundo año llamado Solano, que poco a poco fue teniendo minutos en el tramo final de temporada.

Los inicios fueron complicados hasta que logramos alcanzar una regularidad de juego y de resultados, llegando a encadenar 10 victorias consecutivas, derrotando a todos los rivales del grupo que en esa temporada estaba formado por 11 equipos (11 en el Grupo Sur y otros 11 en el Grupo Norte). Finalmente, tuvimos opciones de ser campeones de grupo hasta la última jornada, siendo la UMA Antequera el equipo que se llevó ese título honorífico.

En la Fase de Ascenso, llegamos muy justos en todos los sentidos y no pudimos culminar la heroicidad. Como anécdotas, decir que había en la plantilla jugadores que habían sido mis compañeros en años anteriores y alguno que incluso era mayor que yo. Fue todo un Máster de aprendizaje por la exigencia de la categoría y también por el grado de autoexigencia que me auto impuse con los consiguientes costes a nivel personal que ello supone. Aprovecho para agradecer públicamente a Fede Vidal que en ese momento pensase en mí y diese mi nombre para sustituirle en el cargo y también por su apoyo, en especial durante los primeros meses cuando los resultados aún no llegaban. Recuerdo una llamada suya camino de Valencia que supuso mucho para mí en unos momentos delicados.

Antonio García en Bujalance F.S. como entrenador

-A otra persona le preguntaría si tenía pensado dedicarse a ser técnico; pero en tu caso todos tus estudios iban encaminados hacia el deporte, la psicopedagogía y el fútbol sala, por lo que la respuesta está clara…

Desde que estaba en el Instituto sabía que me dedicaría profesionalmente al ámbito de la Educación Física y el Deporte. Estudié la Diplomatura de Magisterio de Educación Física y posteriormente cursé Psicopedagogía ya que siempre me atrajo la posibilidad de ayudar a las personas a través de la actividad físico-deportiva, no obstante, he trabajado 17 años como Técnico Deportivo en Centros Penitenciarios desempeñando precisamente esta labor. Por otro lado, durante mi etapa de jugador invertí tiempo en obtener los Cursos de Nivel 1 y Nivel 2 de Entrenador por el Cedifa (RFAF) para intentar estar capacitado para cuando se presentase la oportunidad.

También has impartido cursos sobre la formación en escuelas municipales de fútbol sala y sobre entrenamiento de porteros/as, y has sido profesor de Técnicos deportivos de fútbol sala (Nv. 1,2 y 3). Se te considera un referente sin duda entre los entrenadores de porteros.

La formación es otra de mis pasiones. Poder intercambiar conocimientos y experiencias con otros entrenadores que comparten tus mismas afinidades es algo esencial para el desarrollo del colectivo. Desde muy joven, he impartido Ponencias y he sido profesor de distintas asignaturas de los Cursos de Entrenador y de Técnico Deportivo. Considero que la formación de calidad es el mejor camino para optimizar nuestro desempeño como Entrenadores y que ello redunda en beneficio de los jugadores que vayamos entrenando a lo largo de nuestra vida profesional. Un técnico cualificado, bien formado y actualizado es la mejor inversión que un club o Selección puede realizar para su crecimiento.

¿Crees que ha evolucionado la metodología de los entrenadores de porteros en el mundo del futsal?

En todos los ámbitos de la vida, el que no mejora, ya está empeorando, es decir, la actualización, el reciclaje y te diría que hasta la innovación son competencias indispensables para cualquier entrenador que se precie. Lo que ayer valía, puede que hoy ya no. No significa que lo anterior haya que desterrarlo por el simple hecho de ser antiguo. Hay conocimientos que son válidos y eficaces a pesar del paso de los años, pero también es cierto que nuestro deporte es muy joven y se encuentra en continua evolución y debemos esforzarnos por seguir mejorándolo más aún. El Fútbol Sala es, muy probablemente, uno de los deportes con más variedad de situaciones distintas, situaciones que a su vez van evolucionando debido al cambio de algunas reglas de juego o bien a la puesta en marcha de propuestas tácticas novedosas distintas a las habituales por parte de otros entrenadores, lo cual nos exige a que tengamos esto en cuenta a la hora de diseñar nuestras tareas de entrenamiento y aplicar las herramientas metodológicas adecuadas en cada momento. Es un proceso de evolución constante que nunca acaba.

-Después de tu paso por la LNFS, pasas a ser entrenador del Vital de Cabra (Córdoba) en Nacional Juvenil y como Director Deportivo del C.D. Córdoba Cajasur. Es la primera vez que asumes un cargo de dirección deportiva. ¿Qué nos puedes contar de aquella experiencia?

Fueron dos temporadas muy gratificantes en una categoría preciosa como es la Liga Nacional Juvenil. Allí pude trabajar con un gran gestor como Juande Agudo, que trabajó para proporcionar a Cabra y a todos los jugadores que por allí pasaron dos temporadas donde se pudo disfrutar de Fútbol Sala de alto nivel en la categoría juvenil. Por el pabellón de Cabra pasaron como rivales jugadores de la talla de Pedro Toro, Solano, Cecilio, Fernando Aguilera, Jesús Rodríguez, Lolo Suazo, Murga, Lemine, Joselito, Tuli, …

En lo que a mi experiencia como Director Deportivo en el Cajasur Deportivo Córdoba femenino decir que el presidente contacta conmigo para que me hiciese cargo de la Dirección Deportiva y ser el enlace entre la plantilla y la Directiva. La temporada finaliza con el segundo título de Liga consecutivo y el Subcampeonato de Copa. Como anécdota, recuerdo la cantidad de lesiones que sufrieron nuestras porteras y ello provocó la necesidad imperiosa de contratar a una portera, con las dificultades que ello entraña en el ámbito femenino una vez empezada la temporada, por lo que tuvimos que recurrir al mercado brasileño, incorporando a Catiele, una portera chapecoense que realizó una gran temporada y de la que quedará marcada en mi memoria su llegada a España, debido a lo accidentado de su viaje.

-Tras esta experiencia, repites como Entrenador y Director Deportivo, pero esta vez en el mismo club y fuera de tu tierra. Fichas como 1er Entrenador y D.D. del Andújar F.S. (Jaén), equipo que se encontraba en Categoría Provincial en aquel momento. ¿Algo que destacar de Andújar?

Andújar Fútbol Sala ha sido y es un referente del Fútbol Sala jiennense y andaluz. Fue mi club durante tres temporadas. Allí conservo muchos amigos y pensaron en mí para intentar reflotar al equipo senior en mitad de la temporada y a la vez les ayudaría también en labores de coordinación metodológica a través de actividades formativas para los técnicos. El Presidente, Enrique Guerrero, es el auténtico alma máter de ese proyecto que cuenta con todas las categorías base, un grupo de monitores y técnicos fantástico y su Campus de Verano goza de mucho prestigio.

-Por último, antes de poner rumbo hacia Vietnam, entrenas 3 equipos en 2ªB. Al C.D. Ategua, al Lucena Futsal Subbética y al Itea Automatismos Córdoba Futsal. El último club que entrenas en España, hoy en día juega en 1ª División Nacional.

Así es. A Ategua llego tras la propuesta de César Tienda de hacerme cargo del equipo. Fue una temporada donde tuvimos la sensación de haber podido obtener mejores resultados, pero al menos quedó la satisfacción de un trabajo bien realizado.

La temporada siguiente se empezó un proyecto de la nada en Lucena. Un ejemplo de lo que no debe ser un club dirigido por personas de otro deporte que nada saben del nuestro y que usan la mentira como hábito. En lo deportivo fue fantástico, creamos un grupo humano y deportivo unido que fue creciendo y que culminó la clasificación para la Copa del Rey al acabar en tercera posición.

Antonio García en Lucena Futsal

Mi tercera temporada consecutiva en Segunda B fue en Córdoba capital, firmando por el Itea Automatismos. Estuvimos toda la temporada pugnando con el Cerro Reyes, que finalmente fue el campeón, aunque gracias a la segunda plaza obtenida, la LNFS ofreció al club la posibilidad de competir en Segunda División la temporada siguiente y además participó en la Copa del Rey en un partido con lleno histórico ante Elpozo de Murcia.

Cuéntanos qué tal fue tu andadura en 2ªB… ¿Te sirvieron estas temporadas para adquirir experiencia como entrenador? ¿Qué te parece ver a un equipo de tu tierra al que además has entrenado en Primera División de la LNFS?

Fue muy provechosa. Una etapa que me sirvió para crecer mucho como entrenador en una categoría muy bonita como es la Segunda B, con muy buenos jugadores que hoy día, muchos de ellos se encuentran jugando en Segunda y en Primera División. Guardo un recuerdo magnífico de esos tres años y sobre todo los vínculos que quedan de esas experiencias vividas con jugadores y con mi cuerpo técnico a lo largo de esas tres temporadas (César, María José y Antonio Muñoz en Ategua; Pascual, Martín y Pepe en Lucena y Nacho, David, Luis, Fran, José Ángel, Antonio Millán, Joseda, Álvaro, Carlos, Ángel, … en Itea).

Antonio García en Itea Automatismos Córdoba Futsal

-Tras la experiencia en varios clubes en la categoría de bronce española, Antonio decide poner rumbo al extranjero. Recibió una oferta para ser segundo entrenador de un equipo muy conocido en Vietnam y para ser preparador de porteros de la Selección Vietnamita, y no la rechazó. ¿Qué tal en Vietnam? ¿Te ha costado adaptarte a una cultura tan diferente? ¿Cómo es la vida allí?

Un día recibo una llamada de Miguel Rodrigo comentándome la opción de acompañarlo dentro de su staff técnico a trabajar en la Selección Nacional de Vietnam. La idea me atrae de inmediato, ya que desde siempre quise vivir experiencias profesionales en el extranjero ya que considero que son muy enriquecedoras tanto en lo laboral como en lo personal. También el ir de la mano de Miguel, donde fue dos veces campeón de Asia con Japón era todo un aliciente. Tras sopesar pros y contras decido dar el paso y en Abril de 2017 inicio mi andadura asiática junto a mi mujer y a mi gato. Mis funciones serían la de Entrenador Asistente y Entrenador de Porteros, tanto en el equipo nacional como en el Club Thai Son Nam, funciones que continúo realizando hasta la actualidad.

Mi adaptación fue muy buena. Al principio éramos un grupo de varios técnicos españoles, lo que hacía más sencilla y rápida la adaptación. Esa oficina en la que trabajábamos a diario era un caldo de cultivo perfecto para generar ideas y conocimiento. Fue muy enriquecedor. Poco a poco, se fueron marchando los Lluis Bernat (Pescadola Machida en Japón), Juanito (Real Betis Futsal), Héctor Souto (ex O´parrulo Ferrol), Álvaro Martínez (SKN Kebumen en Indonesia), Rafa García (Granada Futsal), Luis Marimón (Federación Española Fútbol), Miguel (Director Técnico RFAF) y Arkaitz Txubas, hasta quedarme como único español aquí. Las experiencias vividas con ellos han sido inolvidables y aún mantenemos el contacto prácticamente a diario.

Cuerpo técnico de la Selección de Vietnam de Futsal: Miguel Rodrigo, Antonio García y Arkaitz Sisniega ‘Txubas’ (de izquierda a derecha de la imagen).

La vida aquí en una semana tipo es bastante rutinaria, trabajando desde las 07:30 de la mañana hasta las 19:00 horas de lunes a viernes y los sábados por la mañana. Ese es nuestro día a día con el Club cuando preparamos alguna competición nacional o internacional. Con la Selección Nacional nos concentramos más puntualmente cuando iniciamos la preparación para cualquier Campeonato o aprovechando algunas fechas libres en el calendario. Tenemos la oficina en el mismo pabellón de entrenamiento con una cristalera que nos permite visionar todos los entrenamientos de los distintos equipos.

El trato hacia mi persona ha sido siempre muy respetuoso y cordial. Han estado a la altura de las circunstancias en momentos malos que me tocó vivir con el fallecimiento de mis padres en un espacio de tiempo de tan sólo seis meses y fueron muy comprensivos y me dieron todas las facilidades para viajar a España de inmediato a atender estos motivos de fuerza mayor. Profesionalmente, siempre me he sentido valorado y con la autonomía necesaria para poder aplicar los métodos de entrenamiento que considerara más convenientes. Creo que esto es muy importante para el desarrollo profesional de un entrenador.

-Actualmente eres Entrenador Asistente y Entrenador de Porteros del Thai Son Nam FC y de la Selección Nacional de Vietnam.

Mis funciones durante estos cuatro años no han variado. Tanto en el Club como en la Selección desempeño funciones de Técnico Asistente en labores de Scouting y de Entrenador Específico de Porteros, área en la que hemos creado y desarrollado una metodología novedosa y con la que estamos evidenciando una mejora de las prestaciones de nuestros porteros.

Cuerpo técnico del Thai Son Nam F.C. 2018

Para los que no sepan qué equipo es el Thai Son Nam, es un club puntero de Vietnam y Asia por el que han pasado jugadores españoles como Saúl Olmo (jugador que entrevistamos anteriormente) y entrenadores españoles como ‘Bruno García Formoso’, ‘Miguel Rodrigo’ y ‘Antonio’ (nuestro actual entrevistado).

Thai Son Nam FC es el único club asiático que ha alcanzado tres podios en las últimas 4 ediciones de la AFC de Clubes, la competición más importante en Asia y que disputan los equipos campeones de cada País. Concretamente en las ediciones de 2015 (Bronce), 2017 (Bronce), 2018 (Plata) y 2019 (Bronce), poniendo de manifiesto el crecimiento del Futsal Vietnamita en la última década, coincidiendo con la llegada de técnicos extranjeros. Es un honor para mí formar parte de este Club.

-Antonio ha conseguido con este club varios títulos de liga y Copa. Este año van en 2ª posición por un tropiezo en el primer partido de liga ante el Thai Son Bac FC, algo que sin duda no ha hecho mucho efecto en el equipo, porque llevan una racha de seis partidos seguidos ganados. Además la 2ª posición se debe a un arranque perfecto del líder, no a un mal comienzo de Thai Son Nam… ¿Qué diferencias has encontrado entre el futsal español y el futsal vietnamita? ¿Desde que llegaste a Vietnam has notado mucho progreso en el futsal asiático?

El balance de títulos nacionales en estos cuatro años es de 4 Campeonatos de Liga y 3 Campeonatos de Copa Nacional. Ahora estamos disputando la primera vuelta de la Liga, que aquí se juega en formato de concentración, con los 10 equipos en la misma sede y con un calendario muy intenso de tres semanas consecutivas de partidos en un mismo pabellón. Como bien dices, en el primer partido caímos derrotados, pero, desde ese día, hemos encadenado 7 victorias consecutivas y deja todo abierto a un interesante SAHAKO – THAI SON NAM FC del día 29 de abril a las 12:15 hora española y que decidirá quien acaba líder en esta primera vuelta.

Existen diferencias a pesar de que el nivel del Futsal de Vietnam se ha elevado en estos últimos años gracias al plan de desarrollo que se lleva aplicando principalmente por la persona responsable del Futsal en la Federación de Fútbol de Vietnam. Este plan incluye la contratación durante estos años de entrenadores y preparadores físicos extranjeros (aquí han trabajado Sergio Gargelli, Zego, Bruno García, Miguel Rodrigo, …), profesionalización de la mayoría de los equipos que implica una dedicación exclusiva de jugadores y técnicos teniendo el Futsal como principal fuente de ingresos y la realización de viajes a España donde la Selección Nacional de Vietnam ha tenido partidos amistosos con clubes de Primera y Segunda División en estos años y también la presencia de jugadores vietnamitas en los entrenamientos de equipos de Primera y Segunda División, valga como ejemplo cuando seis de nuestros jugadores estuvieron entrenando con Peñíscola, Jaén Paraíso Interior y Elpozo Ciudad de Murcia durante un mes mejorando su nivel. Cabe destacar que dos jugadores vietnamitas estuvieron a las órdenes de Héctor Souto la pasada temporada (Vũ Trần y Phạm Đức Hoà) ganándose este último el privilegio de ser el primer jugador des esta nacionalidad en debutar en la Primera División en el O´parrulo Ferrol.

Cuerpo técnico de Thai Son Nam F.C.

-En cuanto a la Selección Nacional de Vietnam, cuéntanos cómo has vivido su evolución y qué expectativas le ves de cara al futuro.

El objetivo más inmediato y que comenzaremos a preparar en cuanto finalice la primera vuelta de la Liga es el play off de clasificación para la Copa del Mundo de Lituania que nos ha correspondido jugar ante Líbano que estará dirigido por otro técnico español como es Ramiro López. Este es el objetivo deportivo (más que un objetivo es un sueño para mí) más atractivo de los que me trajo aquí. Tras cuatro años de duro trabajo daremos el alma para intentar lograrlo y si esto no ocurriera finalmente, no sería por haber escatimado esfuerzos. En mitad del camino ha habido también muchos muy bonitos y emotivos y será esto lo que me lleve en mi mochila de experiencias vitales el día que deba marchar.

-Muchas gracias Antonio, ha sido un placer conocerte y saber más sobre tu carrera. Un saludo.

Para concluir y con vuestro permiso, me gustaría hacer mención a aquellas personas especiales que a lo largo de mi trayectoria profesional me han marcado más y confiaron en mí, más que yo en mí mismo y que, por orden cronológico serían las siguientes: Manolo Almoguera, por sus valores deportivos inculcados en mi infancia y adolescencia que fueron clave para ser el profesional que hoy soy; José Manuel Domínguez, mi compañero en el Futsal y en el trabajo, mi amigo, mi maestro (D.E.P.), tu alma sigue con nosotros; Fede Vidal, él vio en mí un entrenador antes de que yo mismo me diera cuenta y Miguel Rodrigo porque apostó por mí y me dio la oportunidad de vivir profesionalmente de nuestro querido deporte. A todos ellos ¡¡¡GRACIAS!!!