Team Lebork

Hoy entrevistamos a Eric Tabares (29/01/1996), jugador español de 25 años que milita en las filas del Team Lebork de la Ekstraklasa, la Primera División de Futsal de Polonia. Nos contará cómo ha sido su experiencia de jugar en países con culturas muy diferentes a la nuestra, como Inglaterra o Polonia…

Aquí llega nuestra 2ª entrevista de la sección ‘Españoles por el mundo’, tras la de Rubén Ordóñez, del Nantes Metropole Futsal de Francia:

-Lo primero que nos gustaría saber es… ¿De dónde eres? ¿Y por qué empezaste a practicar este deporte?

Soy catalán, de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona). En esta ciudad el deporte estrella es el fútbol sala, siendo esta una de las causas principales por las cuales practico este deporte. Desde pequeño tenía claro que este deporte estaba hecho para mí, ya que comparándolo con el fútbol tradicional, en este estás siempre en contacto con el balón y eso es algo que le añade valor.

-Has pasado por lo menos siete temporadas en las categorías inferiores de C.F.S. La Unión [Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)] entre Alevín y Juvenil, donde has llegado a jugar en División de Honor Juvenil; y la última temporada, jugando incluso en 2ªB con el primer equipo siendo juvenil. ¿Qué recuerdos tienes de este club?

Sin duda es el club que me ha visto crecer, siempre estaré muy agradecido por esa formación y valores que me ha transmitido. Es un club humilde pero siempre ha competido de “tú a tú” contra el club de renombre de la ciudad, Industrias Santa Coloma.

-En cadete pasas un año en la cantera del Barça, uno de los mejores clubes de nuestro país, tanto a nivel profesional como en categorías inferiores. ¿Qué tal esta experiencia?

Después de un gran año en infantil de segundo y teniendo casi todo atado con el antiguo Marfil Santa Coloma (actualmente, Industrias) recibí una oferta que no pude rechazar de la mano de Txus Lahoz, cosa que hizo que ese año finalmente defendiera los colores del Barcelona. Fue una gran experiencia en la cual crecí mucho como jugador. Ese año fue especial porque sabes que estas en un club donde juegas con los mejores. Para mí fue un orgullo poder vivir esta experiencia defendiendo ese escudo, a pesar de no acompañarnos los resultados ese año.

-También has tenido alguna experiencia en fútbol playa, cuéntanos un poco… ¿Y qué logros has conseguido durante tu carrera en el fútbol sala?

El fútbol playa es un deporte que me encanta pero que hasta el momento no he podido compaginar. Desde bien pequeño siempre me he pasado los veranos practicándolo. En categoría juvenil tuve la oportunidad de jugar el Campeonato de Cataluña con la CFS La Unión, consiguiendo ser subcampeones. Después fui seleccionado para representar a la Selección Catalana como capitán en el Campeonato de España de Selecciones. Fue una experiencia brutal con grandes compañeros pero que por desgracia no pudimos alzarnos con el título perdiendo en la final contra Melilla.

Respecto al fútbol sala tengo varios títulos de liga y ascensos a División de Honor en categorías inferiores de la Unión. Con el F.C. Barcelona fui subcampeón de la Copa Cataluña y he podido representar a la Selección Catalana tanto en Fútbol Sala como en Fútbol Playa. En mi paso por Inglaterra conseguimos clasificarnos para el Play off por el título.

-Cuando terminas tu etapa de canterano, pones rumbo a Inglaterra, donde empieza tu carrera profesional, jugando en el Sheffield F.C. Futsal (Primer Club del Mundo de Fútbol Sala) de la FA Futsal Superleague. ¿Cómo viviste tu primer año de Sénior jugando en la Primera División del fútbol sala inglés? ¿Y qué tal la adaptación a nivel cultural?

Siempre quise jugar en la primera división de algún país y se me puso delante la oportunidad de ir a Inglaterra. Al principio fue difícil, pero gracias a tener un entrenador y algunos compañeros españoles mi estancia se hizo un poco más fácil. La adaptación a la categoría sénior no fue complicada ya que venía de haber jugado en ella en varias ocasiones siendo juvenil.

A nivel cultural es un país totalmente distinto a España, generalmente todo está cerrado a partir de las 6 p.m. (18:00) y eso hace que el día se haga más corto. Tuve que acostumbrarme al clima ya que estaba lloviendo prácticamente todos los días. Respecto al idioma al principio se hizo un poco complicado ya que no tiene nada que ver el inglés que aprendes en el colegio con el que usas cuando viajas. Un punto positivo que añadir a esto es que fui allí hablando muy poco inglés y volví a casa hablando perfectamente.

-La temporada siguiente vuelves a España para jugar en 2ªB, la categoría de bronce, con el Harinus Peña Deportiva Santa Eulalia. Allí juegas dos temporadas. ¿Qué opinás de la gran inversión que hace este club en traer jóvenes de fuera de Ibiza en todas sus secciones, a pesar de no ser un club de las grandes categorías? ¿Cómo te encontraste durante esas dos temporadas?

Me ofrecieron volver a España y fue algo que en ese momento no pensé dos veces, tenía ganas de estar cerca de familia. Hacia el Harinus solo tengo palabras de agradecimiento, desde el momento en que llegué me trataron como uno más de la casa y eso es de valorar. Por desgracia es difícil encontrar buenos jugadores en una isla y más aún cuando hay 3 o 4 equipos que siempre están peleando por ascender de 3ª o mantenerse en 2ºB. Por ese motivo siempre tienen que traer a jugadores de fuera, para darle un plus al equipo.

De mi paso por la isla me llevo muchos amigos, muchos momentos y muchos recuerdos que hacen de esta un sitio muy especial para mí.

-A continuación cambias de aires, dentro de la misma categoría pero volviendo a la península, donde juegas en 2ªB con el Zamora Fútbol Sala. La primera temporada estás bastante apartado por las lesiones, y pese al descenso del equipo a 3ª División decides continuar en el proyecto del club. ¿Algo que destacar de esta última etapa en España antes de volver a marcharte al extranjero?

Después de dos temporadas en Ibiza sentí que tenía que volver a buscar una motivación, el proyecto de la isla no era lo que buscaba y a finales de agosto recibí una llamada con una oferta del mítico Zamora Fútbol Sala. Supe que era el momento de volver a coger la mochila. En mi primera temporada estaba a un buen nivel, hasta que por culpa de las lesiones apenas pude ayudar al equipo. Tras descender, tenía una espinita clavada y sentía que tenía que ayudarlos a intentar volver a 2B. Por culpa del Coronavirus dieron la temporada por finalizada y finalmente ascendió el Segosala.

De Zamora destaco el gran grupo de compañeros que formamos dentro y fuera de la pista. La vida en Zamora tal vez fue de las más fáciles, ya que la gente allí es muy cercana y muy hospitalaria.

-Y por último, fichas por el Team Lebork de la Ekstraklasa (Primera División del futsal polaco) donde has llegado esta misma temporada. ¿Qué echas de menos de España? ¿Y qué tal la adaptación a Polonia?

Después de dos temporadas en Zamora volví a sentir que necesitaba nuevos retos. Gracias a Roy de Lanterna International me llego una buena oferta para volver al extranjero. En Polonia estoy muy cómodo aunque la adaptación, como todo al principio, fue difícil. Sobretodo echo en falta la comida y el clima de España, ahora mismo estamos en temperaturas de hasta -15º, aunque tengo que decir que no me disgusta salir a la calle cada día y que este todo nevado. Sé que he venido en una época difícil, ya que con el covid noto que no estoy pudiendo disfrutar del país como me gustaría.

La adaptación a la liga está siendo buena, es una liga que te exige más físicamente que a nivel táctico, tienen formas de ver el futsal muy diferentes a España tanto a nivel defensivo como ofensivo.

-Con tan solo 25 años ya has jugado en tres países distintos. ¿Qué dirías para animar a nuestros jóvenes a salir a jugar al extranjero?

Es una experiencia que en mi opinión tienen que probar. En casa puedes estar siempre pero si te viene una oportunidad para estar fuera, hay que aprovecharla y crecer como jugador, temporada a temporada. Puedes adquirir diferentes formas de juego, ya que en cada sitio se juega diferente y eso te convierte en un jugador más completo, con más recursos y posiblemente te ayude a poder conseguir tus objetivos.

-Muchas gracias por concedernos esta entrevista, esperamos que te vaya muy bien la temporada en Polonia y puedas conseguir tus objetivos.

Muchas gracias a vosotros por la gran labor que hacéis en la difusión del fútbol sala.

Opinión

Poco más que añadir… Un jugador que con tan solo 25 años ya ha jugado en tres países distintos. Del que hemos aprendido que no todo es la LNFS, que también hay equipos de categorías inferiores como 2ªB y 3ª que invierten en nuestro deporte, y equipos extranjeros que quieren el talento de nuestro país.

Un Saludo,

Entorno Fustal 5×5