Hoy contamos con nuestra primera entrevista, y será para la sección de «Españoles por el mundo». Rubén Ordóñez, jugador español que milita en las filas del Nantes Metropole Futsal de la D1 de Francia, cuenta a Entorno Futsal 5×5 cómo está siendo su experiencia de jugar en otro país y anima a otros jugadores jóvenes a mirar más allá de las divisiones nacionales.

La primera pregunta es sobre tu biografía. ¿Cuál es tu edad, de dónde eres y por qué empezaste a jugar al fútbol sala?

-Tengo 23 años (25/08/1997), soy de Burguillos del Cerro (Extremadura) y empecé a jugar al fútbol sala de manera más competitiva en mi último año de juveniles. Fue en la ciudad que está al lado de Burguillos, en División de Honor Juvenil con mi grupo de amigos. Anteriormente jugaba a Fútbol 11, y en verano jugaba al fútbol sala en las maratones (torneos de 24 horas, etc.).

¿En qué equipos has jugado? ¿Y en qué categorías has jugado tanto en España como en Francia, y en la cantera?

-Empecé como he dicho en A.F.S. Zafra en División de Honor Juvenil. Después hicimos un equipo en mi pueblo, ya en la categoría senior, y comenzamos en Preferente que es la primera liga al crear un equipo nuevo en Extremadura. Después estuve tres años en mi club principal, que fue Jerez Futsal; el primer año, en 3ª División, conseguimos ascender, y los dos últimos años que estuve fueron en 2ªB, que es la categoría más alta de Extremadura y la liga de bronce (tercera categoría) de España. Y por último, fiché en verano por Nantes Metropole Futsal, de D1 de Francia, que es la 1ª División.

¿Qué momentos recuerdas como los más bonitos de tu carrera? ¿Y qué logros has conseguido en tu carrera en el fútbol sala?

-Los momentos bonitos que recuerdo de mi carrera (que aún es corta) han sido el primer año que jugué en Jerez, que conseguimos ganar la liga de 3ª División, y con ello el ascenso a 2ªB, que era algo impensable, y ganar la copa de Extremadura ese mismo año.

-El logro conseguido, pues, a nivel selección autonómica fue clasificarnos para la Fase Final por primera vez para la Selección de Extremadura. A nivel de equipo, ganar la División de Honor en juveniles, ganar la liga de 3ª división con Jerez, junto con el ascenso a 2ªB, y ganar 3 años consecutivos la Copa de Extremadura.

¿Qué se te pasó por la cabeza cuando te dijeron que podías saltar de jugar en 2ªB de España a la Primera categoría de Francia?

-Pues la verdad que no daba crédito de esa posibilidad; nunca pasó por mi cabeza ese salto, aunque es cierto que, respecto a intensidad en pista de la 2ªB de España a Primera División de Francia, no he notado diferencia. Respecto a lo táctico y calidad, sí hay un gran salto.

¿Qué tal la experiencia de jugar contra grandes jugadores de fútbol sala como los que hay en equipos como ACCS o Mouvaux Lille?

-El primer partido, que fue mi debut, fue contra ACCS París, y la verdad que fue un momento que nunca olvidare. Son jugadores profesionales y algunos de los mejores del mundo. Siempre gusta jugar contra los mejores y aprender de ellos. Es una experiencia bonita, que a cualquier jugador le gusta vivir en su carrera deportiva, y más, si es su primera temporada.

¿Qué le dirías a los jóvenes que cuando tienen más de 20 años, al pasar unos años de finalizar su etapa de juvenil, piensan que si no han jugado ya en categorías como la LNFS (1ª y 2ª División) ya es casi imposible llegar a vivir del futsal?

-Vivir del fútbol sala es muy difícil, y quizás reste más que sume, pero yo me lo tomo como practicar un deporte que me gusta como otro cualquiera. No todo se basa en triunfar o no… Les diría que continúen trabajando y no pierdan su meta. Y que aprovechen las oportunidades que tengan; hay más fútbol sala que la LNFS… Otros puntos de interés a la hora de ir a un equipo son aprender el idioma en mi caso, conocer una ciudad nueva, la cultura y la vida en otro país, y lo principal, conocer a gente nueva y compañeros de equipo que, al fin y al cabo, son los que te acompañan en tu día a día. Acabas encontrando amistades en este deporte.

Por último, ¿qué diferencias ves entre Francia y España a nivel de competición en fútbol sala? ¿Y qué tal te has adaptado a la vida en Francia?

-Como he dicho antes, en el aspecto de intensidad de mi liga anterior en España que era 2ªB, no le veo tanta diferencia. Sí que esta liga tiene una forma de juego diferente, y se hace un poquito más complicado. También tácticamente te exige más y más compromiso, aunque pienso que cualquier deportista debería de tenerlo. Mi adaptación en Francia ha sido bastante buena, aunque siempre hay momentos difíciles y con el virus se ha hecho mucho más complicado. Pero, desde mi punto de vista, me he adaptado bien al equipo (han hecho muy fácil mi adaptación), tanto al idioma, que voy aprendiendo poco a poco, como a la ciudad de Nantes, que es muy bonita y se está muy bien.

¡Muchas gracias por atendernos, y por lo fácil que has hecho el proceso para que está entrevista fuese posible! Un saludo.

-Gracias a vosotros por fomentar el fútbol sala y dedicar tiempo a este deporte.

Un saludo,

Entorno Futsal 5×5